¿QUÉ ES?

La Entesopatía Aquilea se caracteriza por dolor e inflamación en la inserción calcánea del tendón de Aquiles asociado a impotencia funcional.

ANATOMÍA

Se trata del tendón más potente del cuerpo; puede soportar cargas importantes y transmite las fuerzas musculares para saltar o correr.

El tendón aquíleo se inserta en la tuberosidad posterior del calcáneo; es la inserción común de los músculos sóleo, gemelo interno y gemelo externo (todos ellos forman el músculo tríceps sural). Este músculo, el tríceps sural, tiene como función principal la flexión plantar del pie (ponernos de puntillas).

INSERCIÓN Y ARTICULACIÓN

El tendón aquíleo debe tener una buena alineación con la articulación subtalar para transmitir la totalidad de la fuerza del tríceps sural. El tendón y el hueso calcáneo deben tener una posición vertical para evitar una compresión del tendón contra el calcáneo durante el esfuerzo.

Cuando existe una desalineación entre la articulación subtalar y el tendón, se puede desarrollar una entesopatía.

Además, es característico de esta tendinopatía que el estiramiento mediante flexión dorsal del pie estará contraindicado. Durante este movimiento el tendón aumenta su compresión contra el calcáneo: lo que mantendría o agravaría la sintomatología.

CAUSAS

Las entesopatías aparecen por causas multifactoriales como: sexo, edad, factores metabólicos del colágeno, factores compresivos, obesidad, sobrecargas tendinosas de repetición, laxitud o rigidez articular del tobillo y desalineación entre el tendón aquíleo y las articulaciones del tobillo.

Los factores de riesgo extrínsecos son: fármacos (corticosteroides y esteroides anabolizantes), uso de drogas (cannabis, heroína y cocaína), clima frío, superficies duras, fatiga, calzado inadecuado, mala adaptación del entrenamiento e inadecuado calentamiento.

SÍNTOMAS

La sintomatología de la entesopatía aquílea consiste en: dolor agudo en la zona del talón, dolor a la compresión (por calzado o manualmente), rigidez matinal, impotencia funcional e intolerancia al ejercicio.

Además, puede aparecer tumefacción, enrojecimiento y calor en la zona. Si se cronifica, puede derivar en una calcificación y conformar el Síndrome de Haglund.

TRATAMIENTO

Las tendinopatías aquíleas afectan entorno al 20% de los deportistas de alto nivel. El tratamiento de Fisioterapia puede incluir, en función de la fase de la lesión (de más aguda a más crónica):

  • Modificación de las cargas tendinosas
  • Crioterapia
  • Electroterapia analgésica
  • Ejercicios isométricos
  • Hidrocinesiterapia
  • Ejercicios excéntricos
  • Readaptación a las cargas

REFERENCIAS

Jennings MM, Liew V, Marine B. Updates in tendinopathy treatment options. Clin podiatr med surg. 2019. 36(4) :543-552.

Francesc GS. Torelló M. Actualización de los protocolos preventivos de la tendinopatía aquilea en el deporte. 2016.

Longo UG, Ronga M,Maffulli N. Achilles tendinopathy. Sports Med Arthrosc Rev. 2018. 26(1) : 16-30.

Järvinen, TAH, Kannus P, Maffulli N, Khan M. Achilles Tendon Disorders: Etiology and Epidemiology. Foot and Ankle Clinics, 2005. 10(2), 255–266.

Comparte este articulo en tus redes sociales
Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp
Email
Diego Prieto

Diego Prieto

Gerente Fisiosalud+ Ciudad Lineal y Experto en fisioterapia deportiva.

Artículos Populares

Solicita Aquí Tu Asesoría Online

descripcion del tratamiento online 

Artículos relacionados